ASIENTO Y CONSOLIDACIÓN DE VIVIENDAS

LA TECNOLOGÍA MÁS INNOVADORA PARA RECALCE DE CIMENTACIONES Y CONSOLIDACIÓN DEL TERRENO EN VIVIENDAS CON PROBLEMAS DE ASIENTOS, FISURAS E INCLINACIONES

LAS CAUSAS DEL ASIENTO

Para comprender cómo reparar los problemas de asiento en una vivienda es necesario conocer la causa del problema. La presencia de fisuras o grietas en los muros interriores o exteriores de un edificio dan indicios del estado del terreno. Es prácticamente imposible encontrar una estructura que no presente ningún tipo de fisura o grieta, aunque ésta sea mínima. El problema empieza a ser importante cuando estas pequeñas fisuras empiezan a crecer y tanto en espesor como en longitud, llegando a convertirse en algunos casos en grietas de gran tamaño. Indicando en este punto un problema grave del terreno sobre el cual se apoya la vivienda.
Las causas que pueden provocar la aparición de grietas en los muros exteriores o interiores de las viviendas son múltiples. El terreno sobre el que se apoya la estructura puede acusar variaciones a lo largo del tiempo, por ejemplo puede sufrir un aumento de la carga del edificio debido a la elevación de una nueva planta o a la implantación de maquinaria pesada dentro del edificio, además también puede experimentar una disminución en su capacidad portante debido a la circulación del agua, creación de huecos, lavado de finos, etc., que provocaría el asiento de la cimentación y la aparición de grietas en los muros. Estas patologías son las más típicas en estructuras o viviendas construidas en parcelas horizontales. Otro caso distinto y más complejo es cuando la estructura se encuentra en pendiente, donde es necesario realizar un estudio más profundo del terreno circundante.

LA SOLUCIÓN

La consolidación del terreno es de vital importancia para solucionar definitivamente los casos de asientos estructurales que producen las grietas y fisuras en los muros. Consolidar el terreno que existe debajo de la cimentación significa reforzar el bulbo de tensiones, que es la parte del terreno donde descansa el edificio, de tal manera que se interviene directamente en la raíz del problema, evitando posteriores y peligroso asientos, que pueden incluso llegar a comprometer la estabilidad de la estructura y su habitabilidad.


La consolidación de un terreno con baja capacidad portante puede ser necesaria tanto para estructuras de nueva construcción como aquellas más antiguas. En ambos casos, el refuerzo del terreno para aumentar sus propiedades mecánicas, se realiza mediante inyecciones de resina expansiva por debajo del plano de cimentación, que aumentan las propiedades del terreno sobre el cual se encuentra la estructura, consolidando todo el bulbo de tensión y transmitiendo, a través de la hinca a presión de micropilotes, el peso de la estructura a estratos más profundos y resistentes, solucionando los problemas de asientos. Por lo tanto, se consigue un doble efecto: consolidar el terreno y recalzar la cimentación.

La solución definitiva es GeoNovatek y su tecnología innovadora a la vanguardia en el campo de la consolidación del terreno y el recalce de la cimentación, habiéndose utilizado ya en millares estructuras. El método empleado es muy poco invasivo, rápido y siempre con una garantía de 10 años. Todos los trabajos son ejecutados por profesionales propios con dilatada experiencia y en continua formación.

Con GeoNovatek, los problemas de asientos o inclinación de los edificios responsables de la aparición de grietas en los muros se resuelven definitivamente. ¡Garantizado!

Nuestras tecnologías