MODALIDAD DE EJECUCIÓN

FASE 1

PERFORACIÓN DE LA CIMENTACIÓN

La primera fase consiste en la ejecución de una perforación en la cimentación de 64 mm de diámetro hasta alcanzar el terreno subyacente (bajo la base de la cimentación).


FASE 2

ANCLAJE E INSERCIÓN DEL MICROPILOTE

La siguiente fase prevé efectuar dos anclajes a los lados del orificio (mediante barras de acero de 20 mm de diámetro) para la fijación a la cimentación del pistón hidráulico necesario para ejecutar la penetración o hinca. El micropilote se hinca a través del orificio central mediante la presión ejercida por el pistón, sirviéndose de los dos anclajes como resistencia a la presión. Los módulos, de longitud 1 m, se van uniendo entre sí gracias a la junta con adherencia mejorada, en acero de alta resistencia.


FASE 3

HINCA EN PROFUNDIDAD DEL MICROPILOTE

El micropilote, dotado de punta para facilitar la penetración, alcanzará un terreno lo suficientemente resistente como para oponerse a la presión de hinca. A lo largo de la vertical, LIFT PILE® produce un efecto de compactación radial del terreno, que contribuye ulteriormente a incrementar la capacidad portante del propio micropilote.


FASE 4

INSERCIÓN DEL DISPOSITIVO DE PRECARGA REGULABLE

Una vez alcanzada la presión y la profundidad de proyecto, se instala el dispositivo de precarga regulable para conectar y bloquear la cabeza del micropilote dentro de la cimentación.


FASE 5

ACCIONAMIENTO DEL DISPOSITIVO DE PRECARGA REGULABLE

Tras el bloqueo, el dispositivo de precarga es accionado mediante un atornillador dinamométrico, hasta alcanzar los valores de precarga de proyecto, o bien el nivel de elevación deseado.


FASE 6

BLOQUEO DEL MICROPILOTE

Al término de las operaciones de precarga o de elevación, LIFT PILE® se bloquea definitivamente en el interior de la cimentación mediante lechada de mortero expansivo de alta resistencia, especial para anclajes, tipo Master Flow 952.